Tractor de vapor y Trilladora RANSOMES

«Fuimos a verla con mi padre Ramón, mi hermano Omar, Pascual Battista y Adolfo Romero. Yo sabía de la existencia cierta de otros interesados y les pedí no cerrar acuerdo alguno sin darme una última oportunidad.»

Un comentario

Durante el invierno de 2001, buscaba una trilladora a vapor.  Gracias a la intervención del negro Raúl Aboy,  amigo de Luján – Buenos Aires – ( hoy lamentablemente fallecido ) , había encontrado un equipo completo marca Ruston , en la localidad de Las Marianas, Provincia de Buenos Aires, perteneciente a la familia Locatti, pero decididamente ellos no eran vendedores ni fue posible arreglar un contrato de préstamo. Volvería otras 3 veces, con Raúl, mis sobrinos Andrés y Gabriel, Daniel Frontera y mi hijo Sebastián. Les obsequié – a modo de seducción – una foto inmensa de un equipo de trilla antigua, pero todo fue en vano.  Desistí.

La misma familia Locatti me llevó con sus comentarios a Baradero ( Provincia de Buenos Aires ) donde la familia Scoppa tenía 2 tractores – medianos – y 3 trilladoras.  El padre, ya enfermo aún vivía y sus hijos nada intentaban hacer por desprenderse de los equipos.  Fuimos otras 2 veces, con Sebastián, Adolfo Romero, Pascual Battista. Les hicimos un reportaje para la televisión,  pero aún ya ausente el padre, era muy difícil hablar en concreto.  Nuevamente desistí.

Simultáneamente con lo antedicho – año 2001 – encomendé a mi hermano Oreste – con todos los gastos pagos –  que viajara a la Provincia de Entre Ríos donde me habían indicado que podrían existir equipos de este tipo.  Luego de una recorrida, tomó datos, vio algunos de distinto tipo y finalmente decidimos hacer un viaje los dos, por el término de 3 ó 4 días profundizando la búsqueda.

Sucesivas visitas, cada 6 meses, a la familia Alasino – la madre y 6 hijos – nos fueron acercando poco a poco. El valor era mucho, la plata era poca, las ganas demasiadas.

Fuimos a verla con mi padre Ramón, mi hermano Omar, Pascual Battista y Adolfo Romero. Yo sabía de la existencia cierta de otros interesados y les pedí no cerrar acuerdo alguno sin darme una última oportunidad.

Hablamos mucho por teléfono, tomamos mates, conocí un poco la familia, inclusive la mamá – hoy ausente – y finalmente, el 17 de Abril de 2004 nos pusimos de acuerdo y cerramos el trato por el equipo completo, con pago en cuotas mensuales.

Cada treinta días viajamos con Adolfo Romero, Pascual Battista, Elías Ciordia, Héctor Salomone, a pagar la cuota, charlar un poco, ver otras cosas y pensamos cargarla para Iriarte, a mediados de septiembre de 2004.

Con fecha 11 de Noviembre de 2004 cargamos  con la firma Bernaza S.R.L. la maquinaria – cartas de porte N° 0001-00008841 y 8195 – aprovechando la venida de Oreste – coordinador general de movimientos – , desde Santiago del Estero.

Tengo la factura original N° 6356 “A” de la firma Robert, Pusterla & Cía donde le venden al Sr. Antonio Alasino el 31 de Octubre de 1927 un equipo consistente en :

1 ) Motor Ransomes Sims Jefferies a tracción, de 60 caballos efectivos sistema compound de 2 cilindros de alta y baja presión, ruedas de 26”, con extensión N° 38141

2 ) Trilladora Ransomes de 5 pies de cilindro y ejes con cojintes a bolillas N° 37309, pie de gato y correa de mando laminada krone de 150 pies

3 ) Precio neto : m$n 24.735,-

Tractor de vapor y trilladora, su historia

Tractor de vapor

Un tractor de vapor es un vehículo propulsado por una máquina de vapor que se utilizaba principalmente para tirar de útiles agrícolas.

En América del Norte, el término tractor de vapor generalmente se refiere a un tipo de tractor agrícola accionado por una máquina de vapor, utilizado ampliamente a fines del siglo XIX y principios del XX.

En Gran Bretaña, el término tractor de vapor se aplica con mayor frecuencia a los modelos más pequeños de locotractores, generalmente aquellos que pesan siete toneladas o menos, que se utilizaban para transportar pequeñas cargas en las vías públicas. Aunque se conocen como tractores de vapor ligeros, estos motores son generalmente versiones más pequeñas de las locomotoras de carretera.

Desarrollo en Gran Bretaña : Debido a las diferencias en las condiciones del suelo, el desarrollo de máquinas agrícolas a vapor fue considerablemente distinto a ambos lados del Atlántico. En Gran Bretaña, varios fabricantes de motores de tracción intentaron producir un diseño de motor agrícola que pudiera tirar de un arado directamente, en lugar de un tiro de caballos. Sin embargo, los suelos más pesados y húmedos habituales en Gran Bretaña significaron que estos diseños no tuvieran éxito, ya que eran menos económicos de usar que el equipo de caballos al que debían reemplazar. Estos motores también se conocían como «tractores de vapor». En cambio, los agricultores recurrieron al arado por cable utilizando motores de arado.

Desarrollo en Norteamérica: Los primeros tractores de vapor diseñados específicamente para usos agrícolas fueron motores portátiles estáticos construidos sobre patines o ruedas y transportados al área de trabajo con caballos. Los modelos posteriores utilizaron la potencia de la propia máquina de vapor para impulsar un tren de transmisión para mover la máquina y se conocieron por primera vez como «motores de tracción«, expresión que finalmente se acortó a «tractor». Estos mecanismos de accionamiento eran de tres tipos: cadena, eje, y piñón abierto. El piñón abierto se convirtió en el diseño más popular debido a su resistencia. Las mejoras posteriores incluyeron dirección asistida, diferenciales, motores compuestos y diseño con caldera suspendida.

La máquina de vapor se eliminó gradualmente a mediados de la década de 1920, a medida que los tractores de combustión interna (querosene, gasolina o destilado) menos costosos, más livianos y de arranque más rápido surgieron por completo después de la Primera Guerra Mundial.                                                                                                

La correa de transmisión se usa para transferir potencia de un motor portátil a una trilladora.

Trilla :  Estos motores se utilizaron ampliamente en las zonas rurales de América del Norte para ayudar en la trilla, en la que el propietario/operador de u na  aventadoratrilladora o plataforma de trilla viajaría de una granja a otra. La avena era un producto común para ser trillado, pero el trigo y otros granos también eran comunes. En un «día de trilla», todos los vecinos se reunían en la granja de ese día para completar un trabajo masivo en un día a través de la cooperación. Las mujeres y las niñas mayores se encargaban de cocinar la comida del mediodía y llevar agua a los hombres. Los niños tenían varios trabajos según su edad y sexo. Estos trabajos incluían mover los bastidores con el cereal, lanzar paquetes a la trilladora, suministrar agua para la máquina de vapor, transportar el grano recién trillado y recogerlo en el granero. Los motores de tracción a vapor a menudo eran demasiado caros para que los comprara un solo agricultor, por lo que a menudo se formaban «anillos de trilla». En una ronda de trilla, varios agricultores reunían sus recursos para comprar una máquina de vapor. También elegían una persona entre ellos para que aprendiera a hacer funcionar el motor correctamente. También había contratistas de trilla, que poseían su propio motor y trilladora, que recorrían diferentes granjas donde los contrataban para trillar el grano.

Arado: El elevado poder de tracción de los tractores a vapor también les permitió ser utilizados para arar. Ciertos tractores de vapor eran más adecuados para arar que otros. Algunos de los tractores de vapor más grandes, eran capaces de tirar de 30 o más rejas de arado, mientras que la mayoría fueron lo suficientemente potentes como para tirar de entre 6 y 20. Las diferentes condiciones del suelo afectaron en gran medida a las capacidades de arado de estos tractores.

Trilladora

Una trilladora o máquina trilladora es una máquina agrícola que separa el grano de trigo y otros cereales de la paja, elimina ésta y limpia el grano mediante zarandas o cribas. Reúne, en una sola máquina, tres tareas que desde la antigüedad se realizaban separadamente: la trilla, la aventada y la limpieza de los granos.

Antes de su mecanización había tres formas principales distintas de trillar los cereales: manualmente golpeando las gavillas con el mayal, mediante el pisoteo de las gavillas en la era con bueyes o caballos, o arrastrando un trillo tirado por caballos o mulas sobre las gavillas. Separado el grano de la paja era necesario eliminar ésta, lo que se hacía mediante la aventada, arrojando el material trillado al aire con palas especiales u horquillas, en un día ventoso. El viento se llevaba la paja quedando el grano en la era. También llegaron a fabricarse aventadoras de accionamiento manual que hacían esta tarea. Finalmente, de ser necesario, se cribaba o zarandeaba el grano para quitar las impurezas restantes.

A partir de mediados del siglo XVIII se trató de mecanizar estas tareas. Fue Andrew Meickle (1719-1811), un mecánico escocés, quién logró la primera trilladora que funcionó correctamente en la práctica en 1786. La máquina trillaba batiendo las gavillas entre un cilindro giratorio y un cóncavo enterizo fijo, o sea trabajando por impacto. Ventiladores y zarandas aventaban y limpiaban los granos. Impulsada por cuatro caballos, la trilladora de Meickle podía trillar alrededor de 0,7 toneladas de trigo por hora. ​ Después de patentar su invento, comenzó a fabricar trilladoras a partir de 1789. ​A comienzos del siglo XIX se van perfeccionando las trilladoras pasando a cóncavos abiertos o sea como parrillas. Hasta mediados de ese siglo, eran impulsadas por caballos girando en un malacate. Cuando comenzaron a difundirse los motores a vapor éstos reemplazaron con ventaja a los caballos, permitiendo trilladoras de mayor capacidad de trabajo. El motor a vapor fue especialmente ventajoso cuando sus hogares se adaptaron a quemar paja, un subproducto de la trilla, en lugar de carbón o leña. Durante el siglo XIX Gran Bretaña fue líder en la fabricación de trilladoras, liderazgo que en el siglo siguiente fue pasando gradualmente a Estados Unidos. Dado que un equipo de trilla (locomóvil y trilladora) requería una inversión importante, era usual su propiedad por contratistas que iban de explotación a explotación a trillar. ​

La capacidad de trabajo de las trilladoras fue aumentando con el tiempo, llegando a principios del siglo XX a unas 2 toneladas de trigo por hora con una dotación de unos 25 hombres. En trabajo humano esto equivale de pasar de unas 50 horas-hombre por tonelada trillando con mayal (y unas 40 con pisoteo de caballos o bueyes) a unas 12 horas-hombre. ​

Una nueva tecnología comenzó a difundirse a partir de la década de 1920: así como la trilladora reunió en una sola máquina trilla, aventada y limpieza, la cosechadora reemplazó la segadora y la trilladora. A partir de mediados del siglo XX la trilladora pasó a ser un recuerdo del pasado

Singular: 1 comentario en “Tractor de vapor y Trilladora RANSOMES”

  1. mi abuelo se llamaba antonio iriarte,creo que tenia 3 años cuando llego a argentina con sus padre,vivieron en la zona de lobos,o roque perez ,no recuerdo bien lo que me conto mi madre,fallecio en monte grande ,donde residen aun descendientes ,alli 2 hijas y en lanus 1 hijo, mis tios,me emocione al conocer un museo con su apellido,mi mama tenia el escudo de la region de mi abuelo en españa,creo que era la vasca,gracias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.